Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘productora’

En el último post que escribí el miércoles pasado sobre la evolución en todos los sentidos del cine de animación ya lo mencionaba: Walt Disney compraba a Pixar en 2006. Ahora, le voy a dedicar esta entrada a ese acontecimiento, a esa unión entre las dos productoras más conocidas dedicadas al cine de los dibujos animados.

En un principio se unieron para producir conjuntamente una serie de películas (de cine de animación tridimensional). Ocurrió a mediados de la década de los noventa, cuando estas dos productoras formaron una sociedad para producir tres películas que seguro que todos conocemos y, la gran mayoría, las habrán visto. Éstas son: Toy Story, Buscando a Nemo y Los Increíbles.

En enero del 2006 ya habría acabado el contrato que unía a Disney y Pixar. Al terminar estos tres proyectos parecía haber acabado la relación entras las dos productoras por disputas y no llegar a un acuerdo en la repartición de los beneficios entre Steve Jobs, consejero delegado de Pixar y más conocido como el dueño de Apple, y Michael Eisner, el que era presidente de Disney en aquel momento.

Disney cambió de presidente por Robert Iger. El nuevo presidente arregló las relaciones con Pixar y tras varios encuentros con Jobs y Ed Catmull (presidente de Pixar) llegaron a un acuerdo mediante una oferta de compra que consistía en la adquisición de la empresa de animación Pixar por un valor de 7.400 millones de dólares. Además, los accionistas recibieron 2’3 acciones de Walt Disney por cada una de las acciones que tuvieran en Pixar. Esto convertía a Steve Jobs en el mayor accionista de Disney con un 7% de las acciones, valoradas en 3.500 millones de dólares, además de ocupar un puesto de directivo en la nueva empresa formada finalmente en el verano de ese mismo año, en 2006. Los demás cargos quedaron así: Ed Catmull como presidente de la nueva empresa creada entre Disney y Pixar; y Jhon Lasseter, genio de las maravillas de Pixar y vicepresidente de la empresa lo nombraron como Chief Creative Office.

Con esta unión, Disney incluyó en su compañía personas con mucho talento e imaginación para futuros proyectos que hoy vemos su fruto en películas como Cars o la nueva Up, porque para algunos expertos de cine, hace tres años la compañía estaba empezando a decaer.

A continuación una imagen de Steve Jobs, mayor accionista de la compañía y el que fue el dueño de Apple (ya que en la actualidad ha abandonado dicha empresa):

 

steve_jobs

Anuncios

Read Full Post »

Ha pasado mucho tiempo desde que inauguramos labutacaempresarial y todabía no hemos hablado de los orígenes de las productoras de cine…Esto no va bien. Dediquemos una breve entrada a este menester, ¿no les parece? (Conste que no me inveto lo que que aquí aparece. Un señor muy sábio llamado José Luis Sánchez ya lo hizo en Historia del Cine).

Hollywood (donde están los mandaos)

Hollywood (donde están "los mandaos")

El origen de todo lo que hay detrás de las cámaras está en Ford, el constrcutor de coches ¿cómo? Lo que leen. Hace muchos, muchos años (no tantos, porque fue en 1913) un tal Thomas H. Ince, creó unos estudios llamados Inceville. Fue un pionero al aplicar a la empresa cinematográfica el sistema de organización empresarial que puso en la práctica de la industria automovilista Henry Ford, generando lo que se llamo sistema de estudios.

El estudio está encabezado por una “jerarquía brifronte” compuesta por una cabeza directiva que desde Nueva York toma las decisiones de producción, establece presupuestos y organiza la postproducción (distribución y exhibición de la película) – estos son los que manejan el cotarro-. Y por otro lado,  los encargados en Hollywood, encargados de ejecutar las directrices dictadas por la cúpula neoyorkina – es decir, “los mandaos”-. Ellos son los encargados de rodar el film con todo el equipo de producción especializados en las diversas materias del cine (fotografía, dirección artística…) . Lo haran en estudios paralelamente a otros equipos. A poder ser siempre repitiendo la fórmula del éxito (si un actor produce taquilla, ¡desgástalo!). El actor es el capital de la empresa cinematográfico (un tal Zukor llegó a clasificar las películas en A, B y C según el sueldo que recibía el actor y su fama). Por ese motivo, se hacen contratos durante años con actores, prometiéndoles salarios fijos y un porcentaje de las películas que ruede. Vamos, un empleado cualquiera…

Para vender la película hay dos modalidades: Por lotes, es decir, te vendo esta más esta otra (es el mejor modo de colar un bodrio) o la compra a ciegas (muy similar a dejarle la tarjeta de crédito a tu hija.Nunca sabes con que volverá…) que consiste en comprar todo lo que haya hecho la productora, sin tener ni idea de su éxito o rentabilidad. En la actualidad, los estudios han aprendido la lección y tienen su propia red de distribución. O lo que es lo mismo, se aseguran ingresos.

Y así funcionan hasta hoy los estudios de cine.


Read Full Post »

 

A pesar de haber relacionado hasta ahora todos los comentarios sobre cine con la empresa, los beneficios, el éxito… se puede hablar de producciones que no persiguen estos objetivos, se trata del cine independiente. Es difícil dar una definición de este tipo de producciones pues influyen muchos factores para catalogar a una película de independiente. Parece que identificamos los filmes independiente cuando no aparecen actores conocimos, pero realmente no es así. La gran diferencia con el resto del cine es su comercialización, mejor dicho, su no comercialización, la escasez de conocimiento sobre este tipo de producciones excepto las personas que las buscan y saben valorar la calidad de éstas.  Lo que define realmente a una película independiente es la temática de la historia audiovisual, una temática difícil y arriesgada. La producción es barata, los costes suelen rondar los 10 millones de dólares. La forma de filmar también define al cine independiente utilizando el teleobjetivo que permite mostrar al máximo las emociones del personaje. Como se puede comprobar no hay una definición clara y exclusiva de lo que significa cine independiente, no obstante se pueden enumerar diferentes características:

 En primer lugar la situaciones en las que se encuentran los personajes, que como ya he dicho anteriormente son temáticas difíciles y extremas. Cuentan historias que nunca se atreverían a contar los grandes productores de Hollywood como sobre obsesos sexuales o pederastas.

 En cuanto a los actores, no suelen resaltar a uno en concreto siendo el protagonista principal de la película, sino que buscan una homogeneidad entre los distintos personajes. Todos los personajes tienen una historia que contar sin que uno sobresalga y el otro se quede como un rol secundario.

 La diferencia en el presupuesto es abismal. Una producción independiente no llega a los 10 millones de dólares y una película producida en un estudio ronda los 25 millones. Esto no significa que la calidad de este tipo de cine sea peor que el cine comercial, ya que no necesita tanta nueva tecnología al no incluir en sus películas la gran cantidad de efectos especiales que aparecen en las grandes producciones.

 Los escenarios suelen ser interiores, la finalidad de estas películas es llegar a un público amplio, pero selecto, que sepa apreciar lo que esta observando. Son películas progresistas en contra del sistema establecido y que incluyen también una música independiente como banda sonora.

 Un dato curioso sobre Notting Hill, una de las películas más vistas y conocidas mundialmente, es que se dice que en el comienzo de la película se la puede considerar como cine independiente, pero que a medida que va avanzando la historia “pastelosilla” se va convirtiendo en comercial.

 

Read Full Post »

En nuestro blog hablamos continuamente de productoras y productores, pero ¿sabe alguien qué papel desempeña el productor en el mundo del séptimo arte? Me aventuro, bibliografía en mano (Economía Cinematográfica. La producción y el comercio de películas, de Antonio Cuevas), a arrojar algo de luz sobre este otro protagonista del cine.

Director y productor dueño de Lucas Arts S.A.

George Lucas, director de cine y claro ejemplo de productor, dueño de Lucas Arts S.A.

Se le confunde habitualmente con el capitalista o con un técnico de producción de alto nivel, pero realmente puede no ser ninguna de las dos cosas, o las dos a la vez. Como bien hemos hablado anteriormente, la producción cinematográfica está gobernada mundialmente por empresas especializadas en esta actividad, asociadas, o no, a otras, a su vez especializadas en el comercio internacional de audiovisuales. Otra cosa es ya el tamaño, las dimensiones y organizaciones, que varían según qué país. Además, no hace falta que se diga que entre las grandes compañias norteamericanas o japonesas y las empresas europeas hay muchisima distancia.

Sin dar más rodeos, vamos al papel de productor: es la persona que plantea, promueve, organiza y hace posible todo el proceso de realización y comercialización de un film, desde que nace la idea hasta alcanzar las copias de explotación y su entrada en los circuitos comerciales. En España también es frecuente encontrarlo con el nombre de “productor ejecutivo”.

No sólo se ocupa de que el film salga adelante, sino también de que se venda dentro y fuera de sus fronteras, de su administración, así como de aspectos técnicos, económicos, fiscales, etc… A efectos empresariales, el productor debe ser un experto en los ciclos industrial, administrativo, técnico económico y comercial de la industria. Es decir, un crack que tiene que saber de todo.

Por tanto, cuando hablamos de productora, no podemos tratarla como tal si al frente de dicha empresa, o componiéndola, no se encuentra este personaje, que es el que realmente debe conocer todos los entresijos de la producción cinematográfica.

Read Full Post »

Como bien decía Lucía en su anterior post, por ley y desde hace diez años, las televisiones privadas españolas están obligadas a colaborar con la financiación de obras cinematográficas europeas invirtiendo un 5% de sus ingresos (destinando un 3% para las películas en lengua originaria española). Y pensar que antaño productoras y televisiones eran socias y no había que obligarlas a nada…

Desarrollando un poco más la información dada por mi compañera en Productoras VS. Televisión y basándome en el informe sobre el cumplimiento de los operadores de televisión (publicado el pasado noviembre por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio), me gustaría añadir que en el ejercicio del año 2007, todas las operadoras de televisión españolas han cumplido con la obligación de financiación antes mencionada. Es más, han presentado excedentes en todos los casos, llegando a alcanzar los 8.099.503 € (casi un 50% más respecto del año anterior).

FINANCIACIÓN TOTAL (5%) APORTADA POR LOS OPERADORES DE TELEVISIÓN

FINANCIACIÓN TOTAL (5%) APORTADA POR LOS OPERADORES DE TELEVISIÓN

FINANCIACIÓN TOTAL (3%) APORTADA POR LOS OPERADORES DE TELEVISIÓN

FINANCIACIÓN TOTAL (3%) APORTADA POR LOS OPERADORES DE TELEVISIÓN

Todas las cadenas han invertido en cine español más de lo que estaban obligados. Son TVE y Telecinco las que despuntan con casi 13 millones de euros de excedente. Termino diciendo que, según el gobierno, la financiación computada fue de más de 124 millones de euros, 37 millones más de los exigidos y aumentando la inversión en un 18,8%.

Todos estos datos pueden sufrir grandes modificaciones si finalmente se enmienda la ley de cine y se incluye a las series en la financiación.

Como siempre, el movimiento de dinero de un sitio a otro modifica nuestras vidas, y sobre todo, lo que llega a nuestras salas, que es lo que nos importa en labutacaempresarial.

Read Full Post »

Deberías, porque es el futuro del cine en casa. ¿Que quién lo ha dicho así? Las productoras, como siempre.

(Para el que todavía no lo sepa o quiera saber más que mire en la archiconocida “Enciclopedia Social”. Si no os apetece, sólo os digo que es un disco con la apariencia de los DVD convencionales, pero que a diferencia de éste, que sólo almacena 4.7 Gb, posee muchísima más calidad de video y una mayor capacidad de almacenamiento, 25 Gb)

Durante los tres últimos años dos formatos HD (High Definition – Alta Definición) han estado luchando por quedarse. De un lado del ring, Blu-ray, con Sony como principal fabricante. Del otro lado, HD DVD, creado en solitario por Toshiba. Como ocurre siempre en el mundo de la tecnología, el que está dispuesto a usarla, el que finalmente la compra, es el que decide cual se queda y cual no. Como siempre el que tiene el capital tiene el poder. Años de investigaciones técnicas pueden irse a la basura en el momento en el que la 20th Century Fox, Metro Goldwyn Mayer o la Walt Disney-Pixar se pronuncian.

En este caso, la cosa ha estado entre siete productoras y más tarde, entre otros tantos distribuidores. Las ya mencionadas 20th Century Fox, Metro Goldwyn Mayer y Walt Disney-Pixar se decantaron desde el primer momento por el Blu-ray Disc, del grupo de fabricantes compuesto por Sony, Philips, Panasonic y Pioneer. Toshiba tenía el apoyo de (más…)

Read Full Post »

En primer lugar me gustaría lanzar una pregunta. Con ella clasifico a las personas en dos tipos, las que contestan que sí y tienen infancia, y las que contestan negativamente y por tanto no la tienen:

¿Quién no ha visto en su vida un capítulo de Dragon Ball Z (más conocido como Goku)?


Evidentemente exagero cuando digo que pienso que los que no han visto alguna vez Dragon Ball Z no tienen infancia. Pero sí creo que somos una generación diferente los que pertenecemos a ese grupo de niñ@s que, mientras desayunaban, veían cómo unos humanoides de ojos grandes y cuerpos irreales se peleaban por conseguir unas bolas de cristal.

Nostalgias aparte, el motivo de tanta parafernalia es el reciente estreno de la “adaptación” al cine de la susodicha serie de dibujos animados, Dragon Ball Evolution. ¿Que por qué pongo “adaptación” entre comillas? Sólo tienes que forear un rato para darte cuenta de los sentimientos de desilusión despertados en los antiguos seguidores de la serie. Imagínate si le preguntas a alguna persona que conozcas y que haya ido a verla…

“Es una película para niños”. “La historia no tiene nada que ver”. Son las frases que más se oyen a las puertas de las salas donde se está proyectando el filme, que contrastan con las caras de los niños cuyos ojos se abren tanto como los de Son Gohan o Bulma en su versión animada mientras exclaman: “¿¡has visto qué paliza le daba Piccolo al malo…!?”. Los niños ya no se fijan en lo que se fijaban… me refiero a la emoción por conseguir salvar la tierra, o al ímpetu por ser el mejor claro está.

Este es otro ejemplo más de cómo las ansias lucrativas de las productoras y de todos los grandes magnates, sobre todo hollywoodienses, acaban por los suelos, pues una mala adaptación, además de acabar con los seguidores del producto original, no atrae a nuevos espectadores.

Mundialmente, esta “joya” lleva recaudado unos 42 millones de euros, y  en su primer fin de semana en EE.UU. se hizo solamente con 4,7 millones de dólares, lo que puede ser mucho si no lo comparas con, por ejemplo, La Brújula Dorada, que obtuvo nada más y nada menos que 25,8 millones.

Como de costumbre, los números hablan por sí solos y el dinero mueve el mundo, así que, señores rellenadores-de-la-cartelera-con-basura, vayan esmerándose un poquito.

Read Full Post »

Older Posts »