Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Cannes’

¿Cuántos de nosotros no nos hemos dejado influir por un rumor? En el cine la rumorología es una ciencia, muy sábia porque hace mucha caja… Según esos ecos, que nadie cree pero que por si las moscas nadie niega, Walt Disney está enterrado (congelado) en los sótanos subterráneos y secretos de su parque temático en Florida, (listo para resucirtar) Elvis no está muerto, en la película Tres solteros y un biberón hay una aparición fantasma y existen las películas malditas, como Poltergeist o El exorcista, que han generado un regero de muertes. Es como la maldición de Gran Hermano española, pero a lo grande (como todo lo que hacen los americanos).

Aquí os dejo el vídeo de Tres solteros y un biberón (a mí me da miedito y no sé en que minuto está…) parace ser que el niño donde se rodó la película se suicidó disparándose con una escopeta. Personaje y arma que aparecen en citado fotograma. He aquí la prueba:

Sin lugar a dudas, el cine satánico, por llamarlo de algún modo, obtuvo su culmen con El Exorcista, si la mitolofía tuviera una cima, esta película sería su tótem y el director del film su Dios. Nueve meses se convirtieron en un calvario para el equipo de rodaje y el reparto de actores de la película.  Los accidentes que se desencadenaron no paraban, el actor Marx Von Sydow, nada más aterrizar para iniciar el rodaje recibió la noticia de que su hermano había muerto inesperadamente, duarante el rodaje él mismo enfermó. Jack MacGoowran, también actor, que muere a manos del “demonio”, muere de una extraña gripe tras el rodaje de sus escenas. Y eso no es todo: los rollos de la película aparecieron velados sin explicación y el equipo técnico sufrió graves e inexplicables accidentes. El hijo Jason Miller, que interpreta a uno de los Padres sufrió un accidente extraño atropellado en una playa desértica, la niña poseida recibió la noticia de que su abuelo había muerto inexplicablemente , el guarda de uno de los platós fue asesinado…Tantos fueron los incidentes que el mismo director Friedkin tuvo que llamar a un sacerdote para que exortizara las instalaciones donde se realizaba el rodaje para mayor tranquilidad del equipo técnico y el reparto, que por cierto fueron bendecidos.

Sin embargo la mitad de las cosas que se dicen sobre la película corresponde a un bulo. Probablemente con un objetivo, que nos reúne para la ocasión, ¡VENDER ENTRADAS! ¿Lo dudábais? O quizá todo fuera verdad…Nunca se sabe…

¿Casualidad? El hecho es que después del bautismo del jesuita no volvió a suceder ningún incidente.  Aunque como cuenta Iker Jiménez en su libro Cine y Música malditos (ediciones edaf, 2004) el demonio quisó la rebancha y quemó la residencia de la orden jesuita donde residía el sacerdote. Todo para volver a las andadas durante la postproducción ¿Hasta donde está la verdad de todo esto? El hecho es que la película se estreno en el 73 y la expectación que había generado el rumor y “la maldición” ocupó hasta la última butaca de cine. La gente vomitaba y se desmayaba durante la película sucumbidos por el hechizo mágico del demonio, tanto que los acomodadores se quejaban de los efectos de la película en los espectadores, como si el belcebú tuviera la culpa. Según este mismo libro se llegaron a producir infartos, muertes y abortos.

Esto sí que es terror y no lo que hacen ahora…Nueva lección de cine, si van a hacer una película de terror, vendan antes todos los desastres posibles. A mí mientras escribía esta entrada se me murió el gato y me partí una uña en el teclado, véamos cuantas entradas genero…

PD: La película de Tres solteros y un biberón se rodó en un plató de televisión y parece ser que el fantasma de la escopeta no era más que un cartón de una campaña publicitaría. Todo podría corresponderse con una campaña publicitaría para promocionar la película o quizás si hubiera un fantasmita.

PD1: Si queréis más el libro de Iker está genial y cuenta muchas curiosidades.

Read Full Post »

¿Saben que es lo curioso de todo esto del cine? Todas las películas tienen su primera proyección programada en las salas de los Festivales, y son premiadas en los propios festivales. Los directores son aplaudidos en Cannes, San Sebastián, Rótterdam, Locarno, el Iberoamericano de Huelva, Málaga o Gijón... Películas que no encuentran lugar entre las salas de cine comercial e intentan llegar a ellas mediante el concurso de los festivales, mediante los estrenos locales. Lo que demuestra la afirmación de que el cuello de la botella del cine iberoamericano está en la distribución.

El nuevo circo de Cannes ya en la ciudad

El Circo de Cannes

Otros, sin embargo, como la argentina María Victoria Menis esperan que películas como La cámara oculta lleguen algún día a visionarse en España. La crítica de su país alaba su cine. Una película que cuenta la obsesión de los argentinos por la belleza, tanta que en las discotecas se regalan operaciones de cirugía, que en las fiestas de 15 se regalan operaciones de pecho. Una apreciación de lo feo desde el otro lado del charco.

No quiero decir con el esto que la proliferación cuantitativa de los festivales cinematográficos sean siempre positivos. Yo me quedo con Rubén Lardín, crítico de Cinemanía, los festivales son la excusa fílmica perfecta para que la rémora política pasee de largo por una alfombra. Los festivales no son las películas es el encuentro de profesionales del cine, que debaten acerca de la calidad en frames y se quedan fuera de las salas parloteando de nuevas tendencias. Pero eso sí, de cara al público son grandes escaparates de lo que se puede encontrar en las salas. Vamos un engaño vestido de oferta y engalanado de pomposidad, con grandes sumas de dinero escondidas bajo el telón.

El pobre de San Sebastián, según El País, ya ha dado la voz de alarma trastocado por el casi medio millón de euros que costaron (cada una) las dos últimas ediciones. El gobierno de Donosti ha decido cerrar el grifo, ¡que estamos en época de crisis señores! Y le corta el suministro aportando para la próxima edición un 10% (910.000 euros…Quien los quisiera). Mientras el Palau de les Arts de Valencia le metía a Bond en el bolsillo 100.000 euros para que estrenara en tierras del Mediterráneo su película Y eso que comparado con Venecia (7, 5 millones), Berlín (17) y Cannes (20) San Sebastián sigue siendo el cuarto festival más importante de Europa…Los italianos culpan de la anorexia de su cine a la multiplicación de festivales (lo decía el viernes 14 de noviembre El País) Me pregunto cuánto costarán los Oscar o los Globos de Oro.

Read Full Post »