Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘imaginación’

En el último post que escribí el miércoles pasado sobre la evolución en todos los sentidos del cine de animación ya lo mencionaba: Walt Disney compraba a Pixar en 2006. Ahora, le voy a dedicar esta entrada a ese acontecimiento, a esa unión entre las dos productoras más conocidas dedicadas al cine de los dibujos animados.

En un principio se unieron para producir conjuntamente una serie de películas (de cine de animación tridimensional). Ocurrió a mediados de la década de los noventa, cuando estas dos productoras formaron una sociedad para producir tres películas que seguro que todos conocemos y, la gran mayoría, las habrán visto. Éstas son: Toy Story, Buscando a Nemo y Los Increíbles.

En enero del 2006 ya habría acabado el contrato que unía a Disney y Pixar. Al terminar estos tres proyectos parecía haber acabado la relación entras las dos productoras por disputas y no llegar a un acuerdo en la repartición de los beneficios entre Steve Jobs, consejero delegado de Pixar y más conocido como el dueño de Apple, y Michael Eisner, el que era presidente de Disney en aquel momento.

Disney cambió de presidente por Robert Iger. El nuevo presidente arregló las relaciones con Pixar y tras varios encuentros con Jobs y Ed Catmull (presidente de Pixar) llegaron a un acuerdo mediante una oferta de compra que consistía en la adquisición de la empresa de animación Pixar por un valor de 7.400 millones de dólares. Además, los accionistas recibieron 2’3 acciones de Walt Disney por cada una de las acciones que tuvieran en Pixar. Esto convertía a Steve Jobs en el mayor accionista de Disney con un 7% de las acciones, valoradas en 3.500 millones de dólares, además de ocupar un puesto de directivo en la nueva empresa formada finalmente en el verano de ese mismo año, en 2006. Los demás cargos quedaron así: Ed Catmull como presidente de la nueva empresa creada entre Disney y Pixar; y Jhon Lasseter, genio de las maravillas de Pixar y vicepresidente de la empresa lo nombraron como Chief Creative Office.

Con esta unión, Disney incluyó en su compañía personas con mucho talento e imaginación para futuros proyectos que hoy vemos su fruto en películas como Cars o la nueva Up, porque para algunos expertos de cine, hace tres años la compañía estaba empezando a decaer.

A continuación una imagen de Steve Jobs, mayor accionista de la compañía y el que fue el dueño de Apple (ya que en la actualidad ha abandonado dicha empresa):

 

steve_jobs

Anuncios

Read Full Post »

El paso del teatro al cine tuvo que soportar grandes adaptaciones, sobre todo en cuanto a la sociedad acostumbrada a un tipo de representación. Para algunos autores estas adaptaciones del teatro para que se pudiera rodar y se convirtiera en una película influyó negativamente al teatro. En cuanto a las interpretaciones de los actores era diferente, los escenarios y los temas que trataban. En general, se identifica al teatro como una forma de denuncia y al pasar al cine esta denuncia social se cambió por el dinero. Lo importante para los productores ya no era luchar para poder cambiar lo que encontraban mal en la sociedad, sino buscar ante todo el beneficio económico.

 El espacio, el escenario es uno de los aspectos fundamentales y más demostrativos de cómo ha evolucionado el mundo de la interpretación. De tener sólo un escenario para la representación de una obra a poder mostrar diferentes zonas según convenga la historia que se quiera representar con el cine, y más adelante, gracias a los avances tecnológicos, se puede crear virtualmente cualquier escena que se quiera. La inversión para la investigación de nuevos avances tecnológicos para la adaptación del teatro al cine ha dado su fruto gracias a los grandes beneficios que se obtienen del cine y que antes era inconcebible. Además se ser uno de los elementos más representativos del cambio, el espacio y los avances tecnológicos también nos lleva a reflexionar sobre la originalidad y la imaginación desarrollada por los dramaturgos escasea hoy en los cinematógrafos.

 En la actualidad parece ser que el teatro está resurgiendo, aunque no se pueda comparar con el público que tiene el cine, pero el teatro está volviendo a tener la importancia que se merece, la importancia que a principios del siglo XX perdió cuando se inició el film d´art (como se denominaron la primeras obras teatrales que se adaptaron al cine). Los actores dedicados al teatro no tienen ese reconocimiento social que los que se dedican al cine. Las compañías teatrales son las protagonistas en el mundo del teatro como La fura dels baus, de Cataluña y caracterizada por lo atrevidos que son los actores que la componen, la buena interpretación y el compromiso social.

 Para destacar estas características del teatro, el cine creó la película Noviembre. Es una obra que muestra el teatro en el cine. A continuación el trailer de la película recomendada.

 

 

 Para terminar y como conclusión de esta evolución de las representaciones cito textualmente un párrafo de la biblioteca virtual Miguel de Cervantes: “La respuestas de los artistas, empresarios y público a las transformaciones materiales, económicas y sociales operadas en las décadas anteriores y posteriores al cambio de siglo abren el camino futuro por el que va a transitar el drama. En este sentido, podemos decir que la continuidad entre teatro y cine es similar a la que existe entre cine y televisión o la que existió entre ceremonia ritual y teatro. Y esta continuidad, que no identidad, entre el teatro y el cine ha hecho del drama, tal y como lo entendía Aristóteles, un producto de serie, empaquetable y exportable desde la moderna Atenas, Hollywood, al último rincón del mundo.”

Read Full Post »