Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘consumo’

El papel del distribuidor en el cine ¿qué papel desempeña esta pieza del engranaje cinematográfico?

A continuación, podeís ver un rápido (y tanto) sondeo por la Facultad de Comunicación sobre la noción de distribuidora que puede tener la gente que tiene una relación estrictamente formal con el cine. No hay que decir que no tiene ningún valor estadístico (donde va a parar…).

Teniendo también al fallecido productor y profesor Antonio Cuevas como referencia, voy a dar una definición de distribución: es la actividad mediadora entre producción y consumo, y hace la función de comerciante intermediario. Primero, recibe las obras por parte del productor (manteniendo una relación parecida al de explotador de una idea e inventor de la misma) y las lleva a los exhibidores, es decir, a las salas de nuestros cines. De esta forma, el distribuidor sitúa la película al alcance del espectador, lista para ser “consumida”.

Para ser más concretos, según la Directiva de 15 de octubre de 1968 de la CEE, “son consideradas como actividades de distribución y de alquiler de films todas las que comportan la disposición de derechos de explotación económica de un film respecto a su difusión comercial en un mercado determinado, y la cesión, con carácter temporal, de los derechos de representación pública a todos los que organizan tales representaciones”.

Vayamos al grano… el distribuidor. Este papel comporta disciplinas tan diversas como la publicidad, el estudio de mercado, la venta, la administración, la gestión… Cuando el distribuidor está inmerso en empresas no muy grandes, éstas están casi siempre marcadas por la personalidad del distribuidor-director. Es éste el que selecciona los films a distribuir, tomando riesgos importantes. La formación, los orígenes, la cultura, etc., así como los éxitos y fracasos cosechados anteriormente, marcan las opciones que este personaje tiene que escoger.

El ejercicio de la distribución, comporta departamentos de publicidad, comercial, programación, contabilidad y almacén, conservación y reparto de copias. Por ello, no todas las distribuidoras tienen el poderío económico para poner todas estas áreas en funcionamiento, por lo que pueden recurrir a servicios externos, a subcontratas.

Por mucho que cambie el cine (que ha cambiado mucho de 20 años para acá), algo siempre será igual: una película sigue un proceso de elaboración, negociación, ejecución y ajuste (éste último en unidades de semana: semana de distribución, de exhibición, de programación, etc.).

Os dejo por aquí el link que os llevará a la web de una de las productoras más importantes, con más de 600 films distribuidos desde 1980. Fue la distribuidora de los éxitos El silencio de los corderos o La vida es bella.

Lauren Films

Anuncios

Read Full Post »

¿Alguien se ha parado alguna vez a pensar por qué el cine nunca pasa de moda?

Dibujo Cinematógrafo Lumière


Todo el mundo ve cine, distintos géneros o categorías pero todo el mundo consume cine.  Ha llovido mucho desde que T. A. Edison y los hermanos Lumière investigaron y pusieron los primeros ladrillos sin los que hoy la industria del cine no sería nada.

La industria del cine !oh gran industria que tanto dinero mueves! ¿Qué fórmula mágica hace que tus inversiones sean gigantescas y tus beneficios dantescos?

Como en toda industria, cuanto más intensa es la actividad, mayor flujo de capital produce. Cualquiera que sea el género;  acción, drama, comedia, documental, 3D, erótico, porno, etc., la producción cinematográfica arrastra a miles de espectadores que unas veces más y otras menos, pero siempre pagan. Y es que el cine ha reunido, prácticamente desde que nació, una serie de condiciones favorables que han facilitado su expansión mundial y un activo comercio internacional de circulación y consumo. Es necesario resaltar el CONSUMO, por que sin él no quedaría nada…

¿Por qué el cine es un producto fácil de vender e imperecedero? Creo que todo el mundo lo sabe pero no se ha dado cuenta. Son características del cine que, interrelacionadas, hacen del séptimo arte un filón de oro.

Su consumo en masa es un factor que abarata el coste. La posibilidad de la visión colectiva en salas es algo que no todo el mundo cuando está en el cine de su barrio se plantea.

El resultado final es duradero. Es decir, los nuevos soportes (los arcaicos negativos también, pero menos) permiten el almacenamiento indefinido y la re-reproducción tantas veces como se quiera. Eso sí, el contenido deja de ser actual. (Dónde quedarán esas míticas Indiana Jones de los sábados por la tarde en una semana perdida en mitad de julio).

Hace 10 años, el trabajo de copiar un negativo fílmico era costoso en cuanto a trabajo, pero relativamente barato y fácil si lo comparamos con filmar de nuevo la película cada vez que queramos una copia. La Era Digital ha traído la rápida y fácil multiplicación, tan fiel al original como se precise y a un precio reducido en relación con el coste inicial de producción. A veces es tan fácil la reproducción que se traspasa la legalidad.

La película, en definitiva, es de fácil transporte, por su reducido volumen y peso en cuanto a lo que a negativos se refiere, y si hablamos ya con propiedad y actualidad de los formatos digitales, el volumen y el peso se traduce en si cabe en un DVD o en dos.

Read Full Post »