Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘España’

Estos dos canales temáticos ocuparán esta entrada. Será una de las últimas veces en labutacaempresarial que nos dirigimos a nuestros lectores como alumnos de Empresa Informativa. Quiero decir, que se acaba el curso y toca examinarnos de la asignatura, así que este blog, como ejercicio académico, llega a su fin, ya informaremos de una posible reapertura.

Cinemanía

Cinemanía

Pues bien, por si alguién no sabe qué es Documanía o Cinemanía les explico que son dos canales temáticos de producción española dedicados, como no, al Cine. Lo especial de éstos es su historia: su lanzamiento suponía un verdadero hito en el panorama televisivo del momento, allá por 1993.  Con ello se ampliaba la oferta de ocio televisivo que se producía en España, hasta entonces integrada por las televisiones públicas y unas jóvenes cadenas privadas. Así, el 1 de marzo de aquel año, Cinemanía y Documanía se convertían en los dos primeros canales de televisión por satélite en lengua castellana, dirigidos a la audiencia española.

Aquellas emisiones eran promovidas por Sogecable, y gracias a la cuales se introdujo en España un nuevo concepto de Televisión: la televisión temática.

Con el tiempo, fueron surgiendo nuevos canales temáticos como Cineclassics (cine clásico), Minimax (infantil) y Sportmanía (deportes), sostenidos por CanalSatélite, pero los que mejor adaptación y más respuesta recibieron por los espectadores (traducida en número de socios del paquete de televisión) fueron Cinemanía y Documanía. Con una programación totalmente compuesta de temática sobre cine y documental,  pronto se convirtieron en los canales con mayor notoriedad de marca dentro de sus respectivos grupos temáticos.

Actualmente ambos canales se distribuyen a través de Canal Satélite Digital y de las principales redes de cable, y cuentan con más de 1.498.000 abonados en el caso de Documanía y 323.000 en el de Cinemanía, lo que supone una audiencia potencial de más de 5.240.000 y de 1.150.800, respectivamente.

Estos canales son una muestra más del tirón tan fuerte que tienen estos temas en el público. El cine sigue estando vigente y no aparenta que vaya a extinguirse. Pese a modificaciones sobre el formato de las que hablaba Lucía en un anterior post, el cine, con su capacidad comunicativa, sigue siendo una herramienta muy importante a la hora de transmitir información.

Read Full Post »

Llevamos muchos post dedicados a productores, Hollywood, festivales, cine en general… pero ¿qué hay del cine español como industria? Creo que no hemos hecho suficiente alusión a la producción cinematográfica autóctona.

No podemos hablar de industria del cine español sin hacer un breve paréntesis para ver un poco lo que es una “industria“. Pues, simple y llanamente, un conjunto de sectores que ayudan a la generación de un producto -llámese película- que puede ser comercializado en un mercado (o varios: cinematográfico, televisivo, etc.). Estos sectores que en conjunto forman la industria del cine son, básicamente, la producción, distribución y exhibición, de los que llevamos tiempo hablando. No obstante, hay que apuntar que estos tres sectores no se sostendrían si no fuese por todo un conjunto de empresas técnicas auxiliares sin las cuales no podría sobrevivir la industria del cine. Y es que el cine, como casi toda empresa de la índole que sea, siempre necesita de otras empresas, de otros sectores, para salir adelante.

Ya tenemos la base, ahora necesitamos los “resultados”. ¿Que porqué resultados lo escribo entre comillas? Porque es más apropiado llamarlos “efectos secundarios” que resultados o beneficios lo que genera el cine español.

Un ejemplo:

Señores, ¿oyeron hablar de que se estaba haciendo la película de Manolete? ¿La han visto? ¿Recuerdan haber comido palomitas mientras comentaban la prominente nariz de Adrien Brody? ¿No verdad? Si es que no se ha llegado a estrenar. Más de 20 millones de euros tirados a la basura. Y se hizo en 2006. Por lo visto a los americanos eso de que salga un toro sangrando no le hace gracia. De acuerdo. Pero, ¿qué pasa que no existe nadie más  allá de los americanos? Más de lo mismo.

En realidad, se parece a Manolete

En realidad, se parece a Manolete

Según el Observatorio del Cine Europeo, de las 173 películas de facturación española, 43 no llegaron a proyectarse. Por allá en el 2003 se hablaba de crisis del cine español, y parece ser que la cosa no ha cambiado mucho: en 2008 nuestras pantallas contaron con 9 millones (¡NUEVE MILLONES!) de espectadores menos que en 2007.

Un servidor piensa igual que David Trueba, el director de Two much. Si la industria cinematográfica dependiese del Ministerio de Industria y no del de Cultura, y se le tratase como a las televisiones (a las que ahora se les ha permitido fusionarse) o la telefonía, la cosa cambiaría bastante. Ya se sabe que en este país no se trata igual a la empresa que a la cultura.

Algo está fallando en España en cuanto al cine, y más vale que se arregle pronto porque entre Hollywood, Bollywood y Nollywood (de Nigeria, el segundo país que más films produce, después de la India y por encima de EE.UU.) España se está quedando en la cola poco a poco.

Read Full Post »

“Yo creo que el único premio posible es el dinero. Es mucho más decorativo que una estatuilla, porque puedes comprarte un traje de Armani”.

Pedro Almodóvar, Director de cine oscarizado

Read Full Post »

En nuestro blog hablamos continuamente de productoras y productores, pero ¿sabe alguien qué papel desempeña el productor en el mundo del séptimo arte? Me aventuro, bibliografía en mano (Economía Cinematográfica. La producción y el comercio de películas, de Antonio Cuevas), a arrojar algo de luz sobre este otro protagonista del cine.

Director y productor dueño de Lucas Arts S.A.

George Lucas, director de cine y claro ejemplo de productor, dueño de Lucas Arts S.A.

Se le confunde habitualmente con el capitalista o con un técnico de producción de alto nivel, pero realmente puede no ser ninguna de las dos cosas, o las dos a la vez. Como bien hemos hablado anteriormente, la producción cinematográfica está gobernada mundialmente por empresas especializadas en esta actividad, asociadas, o no, a otras, a su vez especializadas en el comercio internacional de audiovisuales. Otra cosa es ya el tamaño, las dimensiones y organizaciones, que varían según qué país. Además, no hace falta que se diga que entre las grandes compañias norteamericanas o japonesas y las empresas europeas hay muchisima distancia.

Sin dar más rodeos, vamos al papel de productor: es la persona que plantea, promueve, organiza y hace posible todo el proceso de realización y comercialización de un film, desde que nace la idea hasta alcanzar las copias de explotación y su entrada en los circuitos comerciales. En España también es frecuente encontrarlo con el nombre de “productor ejecutivo”.

No sólo se ocupa de que el film salga adelante, sino también de que se venda dentro y fuera de sus fronteras, de su administración, así como de aspectos técnicos, económicos, fiscales, etc… A efectos empresariales, el productor debe ser un experto en los ciclos industrial, administrativo, técnico económico y comercial de la industria. Es decir, un crack que tiene que saber de todo.

Por tanto, cuando hablamos de productora, no podemos tratarla como tal si al frente de dicha empresa, o componiéndola, no se encuentra este personaje, que es el que realmente debe conocer todos los entresijos de la producción cinematográfica.

Read Full Post »

De lideres va la cosa. Si ante fue Productoras VS. Televisión, ahora es Españolas VS. Extranjeras. Teniendo como referente la fecha de calificación (que otorga el Estado para su proyección) voy a hacer una comparación numérica entre los largometrajes españoles y los largometrajes extranjeros con mayor número de espectadores desde su estreno.

El primer puesto:

  • Desde España: Los Otros (2001), esa fantástica obra que lanzó a Amenábar al éxito, con 6.410.561 espectadores.
  • Desde el extranjero: Como no, la archiconocida Titanic (1998), de James Cameron, con 10.841.85 espectadores.

El segundo puesto:

  • Desde España: La mítica La muerte tenía un precio (1966, en coproducción con Italia y Alemania), protagonizada por Clint Eastwood y dirigida por Sergio Leone, con 5.520.971 espectadores.
  • Desde el extranjero: E.T. El Extraterrestre (1982), dirigida por Steven Spielberg y presente en la memoria de todos los ochenteros, con 7.718.059 espectadores.

El tercer puesto:

  • Desde España: Torrente 2: Misión en Marbella (2001). Sí amigos sí, por si no lo sabíais, la obra de Santiago Segura se convirtió en un taquillazo de principios de milenio y lleva 5.321.969 espectadores.
  • Desde el extranjero: La histórica Doctor Zhivago (1977), de David Lean, con 7.257.409 espectadores.
(Datos extraídos del Ministerio de Cultura)

Después de contestar a la pregunta del título, coincide la película que creíais más vista con la que el Ministerio dice que esl. Estoy seguro de que acertasteis con Titanic, pero seguro que os sorprendísteis con Torrente 2. En fin, dejo para otro post la recaudación de tan sonadas obras.

Permitidme deleitaros con una “breve sinopsis” humorística a cargo de Paco León sobre E.T., para que recordeís y os riais a la vez…

Read Full Post »

A menudo surgen debates sobre si son mejores las producciones americanas o las españolas. En realidad siempre suelen ganar las americanas, incluso entre la sociedad española, preferimos defender lo extranjero a lo nacional en cuestión de cine y realmente no entiendo esa preferencia en la mayoría de los casos. Desde luego que habrá gran cantidad de películas americanas que superen en todos los aspectos a producciones españolas, pero no se debe generalizar y evitar ver una película nacional simplemente por prejuicios. A las películas españolas se les caracteriza por una serie de calificativos que nosotros mismos, los españoles, se los hemos impuesto.

 

El primer calificativo está relacionado con el sexo, generalizamos y agrupamos todas las películas españolas bajo esta denominación: se basan en mostrar a los actores desnudos, en el morbo. Por otro lado, también se piensa que en el cine español el lenguaje utilizado es grosero, lleno de palabrotas en todos los guiones. Otros aspectos relacionados con el cine de nuestro país son los vicios, la drogadicción. Y así hasta los numerosos calificativos que podemos escuchar de las películas producidas por Almodóvar o Amenábar. ¿No es en realidad el cine español más real que el americano?, a pesar de la sensación española de que en las producciones siempre aparezca alguno de estos aspectos, que no siempre es así, por la defensa de nuestro cine nacional se puede decir que muestra la vida real, lo que ocurre a diario y no, un hombre con superpoderes que salvará la ciudad de Nueva York del gran monstruo.

 

Además, se utiliza un escenario real, la península es elegida también por los productores estadounidenses para rodar sus películas, como ocurrió con la gran película “El Señor de los Anillos” que utilizó Barcelona para grabar algunas de sus escenas.

 

La defensa del cine americano en detrimento de la vergüenza del cine español por algunos españoles hace que la diferencia en los ingresos sea notable y que, como bien comenta el periódico digital de economía y finanzas El blog salmón, estas cifras deberían llevar a la reflexión de los responsables de este negocio en España:

 

  • Frente a una bajada del 14,4 en las entradas vendidas por las películas extranjeras, el cine español ha tenido un 46% menos de espectadores.
  • El 92% de las entradas venidas corresponden a filmes extranjeros.
  • El país con más cuota de espectadores es EEUU, pero España no es ni siquiera la segunda. Las películas británicas ocupan la segunda posición.
  • No hay una sola película española entre las 25 con más recaudación.
  • El 73% de los espectadores prefiere las películas norteamericanas.

A continuación, una gráfica, realizada por la Universidad de Córdoba mediante una encuesta, muestra las preferencias de los españoles:

 

 

 

cordoba-31

Read Full Post »

ENTREVISTA

Inma Cuesta protagoniza "El kaserón", la nueva comedia de Pau Martínez

Hace un par de días tuve la oportunidad de entrevistar a Inma Cuesta (a la que conoceréis por series de Televisión Española como “Aguila Roja”, “Amar en tiempos revueltos” , la nueva portada de la revista FHM o el musical “Hoy no me puedo levantar” que la impulsó al estrellato) y Manuel Tallafé (icono del cine de Santiago Segura. Su trayectoria combina con maestría cine y televisión). Dos generaciones de actores que se unen para protagonizar “El kaserón” y que han vivido los devaneos de un mundo que según ellos está en una continua crisis. Tuvimos la ocasión de comentar con ellos lo difícil la situación de la cinematografía española en esta entrevista para ABC de Sevilla realizada por Lucía Jurado.

“Yo no conozco otra cosa que el cine que está en crisis”, manifestaba Tallafé. Lo hacía guiado por la voz de la experiencia. De esta última producción, pensaban que no se llegaría a estrenar. El problema no viene dado solamente por la falta de medios económicos que se podría achacar a la crisis sino por “la falta de capacidad para arriesgar”, comenta el veterano actor. “A veces, también se intenta buscar el momento adecuado para realizar un estreno. Tienes que mirar la cartelera, estudiar la cartelera que viene. De pronto aparece una película americana que ahora no conoce nadie, y luego resulta que invierten treinta millones de euros en promoción. Con ese dinero aquí haríamos quince películas como esta. Y eso es lo que ellos gastan en promoción, porque en una película americana, ya viene de recaudar importantes cantidades de dinero, ya que se ha estrenado ante un público de millones de personas. Así cuando llega a este país invierten ese dinero en promoción, hacen taquilla y ya han obtenido beneficios”, cuenta Tallafé. “Aquí utilizamos para promocionar lo que sobra de la producción, si sobra”, lamenta. “Y si no sobra te tienes que aliar con los distribuidores, exhibidores para que te apoyen en la publicidad del film, y aquí es donde ahora mismo se encuentra la mayor carencia. Tiene que alinearse ciertos elementos para que eso ocurra”. Imna sin embargo, cree que no todo son las sumas, el cálculo cuántico y la producción, el cine de nuestro país está en decadencia porque las salas están vacías. “Es una cuestión educional, hay mucha gente que no va a ver cine español porque piensa que es aburrido o basándose en estereotipos marcados. No siempre es así”, afirma la joven actriz.

Para superarlo, ellos proponen el asalto a las salas por parte del público (aunque como vimos en ¿Donde está mi dinero? – que podéis leer pulsando sobre el nombre- no es tan fácil). Eso y una buena combinación de ayudas impulsaría a un cine español de calidad y con potencialidad. “La forma de ayudar al cine español es muy variopinta. Decir que traducir el cine español no es rentable es como decir que traducir el Quijote al ruso es inútil porque no lo entendería nadie. Una barbaridad”, dice Tallefé. No le hace falta razón, muchas películas españolas han pasado a traducirse al venderse a los americanos, la más reciente REC”, la histórica “Torrente” o la famosa “Abre los ojos”, protagonizada por Tom Cruise y Penélope Cruz en su versión made in USA.

Os recomiendo leer la entrevista completa para más información sobre la película e información sobre sus opiniones en: ABC de Sevilla que podéis leer en el suplemento Evasión de la pasada semana.

 

Read Full Post »