Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Cinemanía’

Estos dos canales temáticos ocuparán esta entrada. Será una de las últimas veces en labutacaempresarial que nos dirigimos a nuestros lectores como alumnos de Empresa Informativa. Quiero decir, que se acaba el curso y toca examinarnos de la asignatura, así que este blog, como ejercicio académico, llega a su fin, ya informaremos de una posible reapertura.

Cinemanía

Cinemanía

Pues bien, por si alguién no sabe qué es Documanía o Cinemanía les explico que son dos canales temáticos de producción española dedicados, como no, al Cine. Lo especial de éstos es su historia: su lanzamiento suponía un verdadero hito en el panorama televisivo del momento, allá por 1993.  Con ello se ampliaba la oferta de ocio televisivo que se producía en España, hasta entonces integrada por las televisiones públicas y unas jóvenes cadenas privadas. Así, el 1 de marzo de aquel año, Cinemanía y Documanía se convertían en los dos primeros canales de televisión por satélite en lengua castellana, dirigidos a la audiencia española.

Aquellas emisiones eran promovidas por Sogecable, y gracias a la cuales se introdujo en España un nuevo concepto de Televisión: la televisión temática.

Con el tiempo, fueron surgiendo nuevos canales temáticos como Cineclassics (cine clásico), Minimax (infantil) y Sportmanía (deportes), sostenidos por CanalSatélite, pero los que mejor adaptación y más respuesta recibieron por los espectadores (traducida en número de socios del paquete de televisión) fueron Cinemanía y Documanía. Con una programación totalmente compuesta de temática sobre cine y documental,  pronto se convirtieron en los canales con mayor notoriedad de marca dentro de sus respectivos grupos temáticos.

Actualmente ambos canales se distribuyen a través de Canal Satélite Digital y de las principales redes de cable, y cuentan con más de 1.498.000 abonados en el caso de Documanía y 323.000 en el de Cinemanía, lo que supone una audiencia potencial de más de 5.240.000 y de 1.150.800, respectivamente.

Estos canales son una muestra más del tirón tan fuerte que tienen estos temas en el público. El cine sigue estando vigente y no aparenta que vaya a extinguirse. Pese a modificaciones sobre el formato de las que hablaba Lucía en un anterior post, el cine, con su capacidad comunicativa, sigue siendo una herramienta muy importante a la hora de transmitir información.

Anuncios

Read Full Post »

¿Saben que es lo curioso de todo esto del cine? Todas las películas tienen su primera proyección programada en las salas de los Festivales, y son premiadas en los propios festivales. Los directores son aplaudidos en Cannes, San Sebastián, Rótterdam, Locarno, el Iberoamericano de Huelva, Málaga o Gijón... Películas que no encuentran lugar entre las salas de cine comercial e intentan llegar a ellas mediante el concurso de los festivales, mediante los estrenos locales. Lo que demuestra la afirmación de que el cuello de la botella del cine iberoamericano está en la distribución.

El nuevo circo de Cannes ya en la ciudad

El Circo de Cannes

Otros, sin embargo, como la argentina María Victoria Menis esperan que películas como La cámara oculta lleguen algún día a visionarse en España. La crítica de su país alaba su cine. Una película que cuenta la obsesión de los argentinos por la belleza, tanta que en las discotecas se regalan operaciones de cirugía, que en las fiestas de 15 se regalan operaciones de pecho. Una apreciación de lo feo desde el otro lado del charco.

No quiero decir con el esto que la proliferación cuantitativa de los festivales cinematográficos sean siempre positivos. Yo me quedo con Rubén Lardín, crítico de Cinemanía, los festivales son la excusa fílmica perfecta para que la rémora política pasee de largo por una alfombra. Los festivales no son las películas es el encuentro de profesionales del cine, que debaten acerca de la calidad en frames y se quedan fuera de las salas parloteando de nuevas tendencias. Pero eso sí, de cara al público son grandes escaparates de lo que se puede encontrar en las salas. Vamos un engaño vestido de oferta y engalanado de pomposidad, con grandes sumas de dinero escondidas bajo el telón.

El pobre de San Sebastián, según El País, ya ha dado la voz de alarma trastocado por el casi medio millón de euros que costaron (cada una) las dos últimas ediciones. El gobierno de Donosti ha decido cerrar el grifo, ¡que estamos en época de crisis señores! Y le corta el suministro aportando para la próxima edición un 10% (910.000 euros…Quien los quisiera). Mientras el Palau de les Arts de Valencia le metía a Bond en el bolsillo 100.000 euros para que estrenara en tierras del Mediterráneo su película Y eso que comparado con Venecia (7, 5 millones), Berlín (17) y Cannes (20) San Sebastián sigue siendo el cuarto festival más importante de Europa…Los italianos culpan de la anorexia de su cine a la multiplicación de festivales (lo decía el viernes 14 de noviembre El País) Me pregunto cuánto costarán los Oscar o los Globos de Oro.

Read Full Post »