Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘serie’

Como bien decía Lucía en su anterior post, por ley y desde hace diez años, las televisiones privadas españolas están obligadas a colaborar con la financiación de obras cinematográficas europeas invirtiendo un 5% de sus ingresos (destinando un 3% para las películas en lengua originaria española). Y pensar que antaño productoras y televisiones eran socias y no había que obligarlas a nada…

Desarrollando un poco más la información dada por mi compañera en Productoras VS. Televisión y basándome en el informe sobre el cumplimiento de los operadores de televisión (publicado el pasado noviembre por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio), me gustaría añadir que en el ejercicio del año 2007, todas las operadoras de televisión españolas han cumplido con la obligación de financiación antes mencionada. Es más, han presentado excedentes en todos los casos, llegando a alcanzar los 8.099.503 € (casi un 50% más respecto del año anterior).

FINANCIACIÓN TOTAL (5%) APORTADA POR LOS OPERADORES DE TELEVISIÓN

FINANCIACIÓN TOTAL (5%) APORTADA POR LOS OPERADORES DE TELEVISIÓN

FINANCIACIÓN TOTAL (3%) APORTADA POR LOS OPERADORES DE TELEVISIÓN

FINANCIACIÓN TOTAL (3%) APORTADA POR LOS OPERADORES DE TELEVISIÓN

Todas las cadenas han invertido en cine español más de lo que estaban obligados. Son TVE y Telecinco las que despuntan con casi 13 millones de euros de excedente. Termino diciendo que, según el gobierno, la financiación computada fue de más de 124 millones de euros, 37 millones más de los exigidos y aumentando la inversión en un 18,8%.

Todos estos datos pueden sufrir grandes modificaciones si finalmente se enmienda la ley de cine y se incluye a las series en la financiación.

Como siempre, el movimiento de dinero de un sitio a otro modifica nuestras vidas, y sobre todo, lo que llega a nuestras salas, que es lo que nos importa en labutacaempresarial.

Read Full Post »

En primer lugar me gustaría lanzar una pregunta. Con ella clasifico a las personas en dos tipos, las que contestan que sí y tienen infancia, y las que contestan negativamente y por tanto no la tienen:

¿Quién no ha visto en su vida un capítulo de Dragon Ball Z (más conocido como Goku)?


Evidentemente exagero cuando digo que pienso que los que no han visto alguna vez Dragon Ball Z no tienen infancia. Pero sí creo que somos una generación diferente los que pertenecemos a ese grupo de niñ@s que, mientras desayunaban, veían cómo unos humanoides de ojos grandes y cuerpos irreales se peleaban por conseguir unas bolas de cristal.

Nostalgias aparte, el motivo de tanta parafernalia es el reciente estreno de la “adaptación” al cine de la susodicha serie de dibujos animados, Dragon Ball Evolution. ¿Que por qué pongo “adaptación” entre comillas? Sólo tienes que forear un rato para darte cuenta de los sentimientos de desilusión despertados en los antiguos seguidores de la serie. Imagínate si le preguntas a alguna persona que conozcas y que haya ido a verla…

“Es una película para niños”. “La historia no tiene nada que ver”. Son las frases que más se oyen a las puertas de las salas donde se está proyectando el filme, que contrastan con las caras de los niños cuyos ojos se abren tanto como los de Son Gohan o Bulma en su versión animada mientras exclaman: “¿¡has visto qué paliza le daba Piccolo al malo…!?”. Los niños ya no se fijan en lo que se fijaban… me refiero a la emoción por conseguir salvar la tierra, o al ímpetu por ser el mejor claro está.

Este es otro ejemplo más de cómo las ansias lucrativas de las productoras y de todos los grandes magnates, sobre todo hollywoodienses, acaban por los suelos, pues una mala adaptación, además de acabar con los seguidores del producto original, no atrae a nuevos espectadores.

Mundialmente, esta “joya” lleva recaudado unos 42 millones de euros, y  en su primer fin de semana en EE.UU. se hizo solamente con 4,7 millones de dólares, lo que puede ser mucho si no lo comparas con, por ejemplo, La Brújula Dorada, que obtuvo nada más y nada menos que 25,8 millones.

Como de costumbre, los números hablan por sí solos y el dinero mueve el mundo, así que, señores rellenadores-de-la-cartelera-con-basura, vayan esmerándose un poquito.

Read Full Post »