Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘El dinero contra el cine’

“Tal y como ya demostrara la empresa Gallup en 1947, cuanto más viejo era el espectador, menos caso hacia a los films. Más de un sesenta por ciento de las entradas habían sido compradas por personas entre los doce y los treinta años. Las personas de más de cuarenta y seis ños, que constituiían un público “sin explotar”, tan sólo habían adquirido el quince por ciento de las entradas. Un productor que normalmente seleccionase “temas para adultos”, únicamente podía obtener algún beneficio si reducía al mázimo los gastos o si realizaba de vez en cuando alguna obra para el mercado joven”

Leonard J. Leff (1991, p.330)

El dinero contra el cine

Read Full Post »

“Hago cine para hacer dinero y poder hacer más cine”

Alfred Hitchcok (1956), citado por Enrique Herreros, 2001, pág. 101.

Read Full Post »

“Al cine lo matará el dinero”

René Clair (1927)

La frase de René Clair, cineasta y escritor francés es el reflejo de la situación del cine hoy, la verdad del mañana. Las muestras son evidentes el dinero está ahogando a las películas. Hace semanas que recorro los pasillos de mi multicine habitual y no encuentro nada interesante que ver en las carteleras. Unos pasillos que cada vez tienen a más gente en los restaurantes vecinos y menos en las butacas de las salas. ¿La razón? Las apuestas han desaparecido de las productoras y las exhibidoras no están para arriesgas. Las cadenas de televisón no apoyan las producciones cinematográficas y muchos films se están quedando en la estacada.

La santísima trinidad de cine (léase productoras, exhibidoras y distribuidoras) han decidido que no mueve la pluma si no es a cambio de éxito asegurado. Ya lo dijo mi compañero Ángel en Una infancia machacada, y de bodrios están llena la pantalla.  Esto desvela la gran problemática del cine, la falta de independencia, de capacidad para generar cine cuando una historia merece la pena ser contada. Pero en el mundo de los negocios, el beneficio económico manda. El dinero da razones que que los sentimientos no pueden entender. Se llama rentabilidad. Invierto y recupero con intereses lo invertido. Algo que últimamente no pasa.

No hay solución fija para esto. Si la supiera me haría rica. Pero creo que lanzarse a la piscina no es mala idea. Una película no tiene porque gozar de una producción excelente (aunque sería lo mejor). Son muchas las personas que hacen documentales y películas con menos que una piedra, e incluyo en el grupo a algunos estudiantes de Periodismo. Imaginen en un mercado con el estadounidense. Si le sumamos los millones de habitantes que pueblan el país y reducimos la cantidad por veinte (que serían los que algún día visitarían las salas) y ese veinte restáramos un 13% seguiríamos teniendo un público potencial de millones de personas. ¿Por qué? Porque en EE. UU. hay 307 millones de personas, un 4, 2% de la población mundial. Así si los coste de explotación y distribución disminuyeran podrían ser utilizados para otros fines, quizás con mayores posibilidades de triunfo: “una mejor producción, o mejor promoción o, en el ahorro, obtener mejores resultado” dice en “El dinero contra el cine” Ramiro Gómez (pág. 141)

El problema es que lo estético, lo bello el mejor cine se ha quedado en la estacada. Me quedaré con está frase de Nativel Preciado en una entrevista con Elías Qerejeta (1992) para que es el corolario de todo lo dicho:  “…hay que gastar siempre lo suficiente. Hay que esfrozarse en conseguir que lo económico no interfiera en lo estético. El dinero, como otras muchas cosas, no debe notarse en la pantalla. La austeridad y el trabajo bien hecho se me aparecen como virtudes que son imprescindibles para recuperar”.

Read Full Post »